Safe containment

SINCE 1995



Hecho diferencial

Atarfil no busca ser diferente, dejamos que sean nuestros Clientes, Prescriptores, Autoridades y en general cualquier agente relevante en el mercado de nuestra actividad quienes juzguen eso.

La empresa se ha establecido sobre sólidos principios éticos, sobre el respeto absoluto a nuestro entorno económico, social y de mercado, y es plenamente consciente de la responsabilidad de las aplicaciones a la que van destinadas sus productos.

Las Geomembranas para Contención Segura son un producto de Seguridad. Existen muchos otros productos que cabría incorporar a este concepto: los cinturones de seguridad, los cascos de protección, los arneses de escalada, etc…..

La diferencia esencial con los otros productos es que en un producto de Seguridad no hay «marcha atrás» no hay manera de retroceder o de reparar las consecuencias de que no haya funcionado en el momento en que es requerido para ello.

En el caso de la geomembrana, puede parecer algo menos evidente pero todos sabemos que, una vez decidido que producto instalar, no podemos retrotraernos al inicio si demuestra que ha fallado, porque podría estar cubierto por cientos de toneladas de residuo. Solo quedaría paliar las consecuencias de la contaminación subsiguiente y nunca podremos volver al punto de partida.
El producto Atarfil debe ser eficaz desde el primer momento y  además, estar dotado de las máximas propiedades que la tecnología actual pueda brindar para resistir todo tipo de eventualidades a lo largo del periodo necesario para que la toxicidad del residuo se desactive.

Este es el compromiso y además debe hacerse a un coste competitivo.

Para lograr un coste competitivo contamos con un margen de maniobra pequeño, dado que los consumos de electricidad, maquinaria y mano de obra representan un porcentaje reducido del coste final de producto, siendo la materia prima el factor principal. Pero este es el reto de Atarfil.

Para ello es necesario obtener economías de escala, optimizar la eficiencia de los procesos productivos, integrarse al máximo con el Cliente al que van destinados los productos… pero nunca alterar el compromiso de ofrecer un producto de máxima seguridad individual.

El producto no tiene porqué ser unitario. Una adecuada gestión de la innovación permite incorporar nuevos materiales que permitan constituir paquetes de geomembranas con segregación de funciones entre ellas, para obtener un sistema de contención cada vez más seguro. Un fabricante debe ser consistente en la calidad de sus productos (cualquiera que sea el nivel de ésta) y en la de su suministro. Los destinatarios finales y demás agentes implicados determinarán cual es el baremo absoluto de su calidad comparada con otros productos competidores, pero siempre deberá ser consistente.

Como Fabricante, estamos por tanto obligados a elegir una determinada fuente de suministro de materia prima, a optimizar unas condiciones de transformación, incluso interviniendo en el diseño y construcción de la maquinaria utilizada, para proporcionar al mercado un producto único para una aplicación única como es la Contención Segura.
Todo lo enumerado hasta aquí, constituye quizás el Hecho diferencial de Atarfil pero será siempre el lector quien tenga la última palabra.