Contención Secundaria

Por Contención Secundaria se entiende cualquier sistema de retención temporal y/o de emergencia de un producto o substancia que ya de por sí está retenido dentro de un sistema primario.

El sistema de contención secundario por excelencia es el de impermeabilización de las balsas de derrame que se construyen alrededor de los grandes tanques de la Industria Petrolífera. Se consigue con ello un sistema de seguridad que evite que en caso de una emergencia un líquido de alto grado de contaminación se derrame por escorrentía superficial y contamine una gran extensión de terreno o incluso llegase al nivel de agua subterránea ocasionando un desastre medioambiental.

Por definición un sistema de contención secundaria no debe funcionar nunca y caso de hacerlo debe operar por un intervalo de tiempo muy corto, horas, días ... por tanto no es imprescindible exigir una durabilidad extrema a la impermeabilización frente al contacto con la sustancia retenida que encarecería aquella sin contraprestación económica alguna.

Ver más aplicaciones »


Productos